¡Enlace copiado en el portapapeles!

Modelos 3D: facilitan el trabajo de los ingenieros

Crear un nuevo dispositivo es mucho más rápido si se dispone de un modelo 3D

Hoy en día, ingenieros y diseñadores de todos los campos trabajan con objetos virtuales. Ningún aparato se construye antes de haber creado y perfeccionado su modelo en el espacio virtual. Ese modelo 3D es una proyección exacta del objeto físico que puede ajustarse, modificarse y perfeccionarse hasta que esté listo para la producción.

Disponer de un modelo 3D de la pieza que va a colocar en un dispositivo le permite implementarlo en su software 3D de forma automática. Si todo lo que se obtiene es un dibujo técnico, hay que volver a dibujarlo, ya que sólo se trata de una estructura plana con muchas proyecciones diferentes: frontal, lateral, trasera, etc. Hoy en día, los programas 3D permiten construir todo un dispositivo en el espacio. Ya no tienes que construirlo sobre muchos planos, sino que construyes un modelo espacial.

Modelo 3D de una pantalla

Normalmente, un dispositivo con pantalla tendrá una carcasa, un marco de plástico, una placa de circuito impreso, etc. Un software 3D te permite girar todas las piezas en cualquier dirección como un todo o desmontarlo; también puedes desactivar ciertos elementos y ver cómo funcionan juntos. Si vas a hacer una carcasa, por ejemplo, con una placa y una fuente de alimentación dentro, puedes descargarte un modelo 3D listo de una pantalla Riverdi y simplemente colocarlo. Como si fuera un objeto físico, pero virtual.

Entonces, puedes ver inmediatamente si algo no encaja; tal vez haya que mover algo, tal vez un conector, tal vez la placa de circuito impreso, tal vez la cinta FFC, tal vez los cables sean demasiado largos, tal vez el cristal sea demasiado grueso… puedes medir distancias fácilmente, organizar tu propia placa, ver cómo colocar los cables, estimar longitudes de conexión… No hay necesidad de adivinar, todo está ahí, listo. No se fabrica el dispositivo físico hasta que el modelo 3D es perfecto.

Simulación 3D directa a la producción

En la simulación 3D, la posibilidad de cometer un error grave es muy pequeña. Una vez terminado el diseño, se empieza a producir. Si los modelos tridimensionales eran correctos, las probabilidades de que algo estuviera mal son casi nulas. Puede que haya que hacer algunas correcciones funcionales, pero en cuanto al montaje, debe corresponderse con el elemento físico diseñado en 3D.

Otro gran punto es que con un modelo 3D se puede preparar una animación para el cliente. Todos somos seres visuales y ver un modelo virtual de un dispositivo nos ayuda mucho a entender cómo será en la realidad. Un dibujo técnico sólo puede mostrar el margen de tolerancia e ilustrar las dimensiones.

Un modelo 3D listo directamente del fabricante facilita y acelera enormemente el trabajo de ingenieros y mecánicos. En Riverdi, hacemos que el proceso sea lo más fluido posible, por lo que puede descargar un modelo 3D de cada pantalla que tenemos en la tienda directamente desde el
web.