¡Enlace copiado en el portapapeles!

Resistivo frente a capacitivo: ¿qué panel táctil elegir hoy?

¿Recuerdas aquellos dispositivos con pantalla táctil en los que tenías que pulsar para obtener una respuesta? ¿Como presionar el dedo con fuerza sobre la pantalla? Especialmente cuando ya no era nuevo, la presión tenía que ser mayor cada vez hasta que simplemente lo golpeabas con los dedos y quizá finalmente obtenías un resultado, no necesariamente el que esperabas…

Los restos de esta tecnología también son muy visibles cuando los usuarios más veteranos de pantallas táctiles cogen un móvil moderno o una tableta e intentan pulsarla en lugar de tocarla ligeramente. No sé cuántas veces tuve que gritar: «¡Papá! ¡No tan fuerte! ¡Sólo tócalo! No aprietes!» Esto se debe a que la generación de más edad está tan acostumbrada a los botones, los visibles y los ocultos bajo la tecnología táctil resistiva que fue tan revolucionaria en los años 70.

Suele ocurrir que la tecnología se desarrolla primero para sectores como el militar, el médico u otras industrias grandes e importantes, por lo que todos esos usuarios se acostumbraron a las pantallas táctiles resistivas que había que pulsar. Cuando se desarrolló la tecnología capacitiva, estaba pensada para el mercado comercial de tabletas y móviles delicados que se tocaban con los dedos y nunca fueron adecuados para esos entornos más duros en los que había agua y la gente llevaba guantes. A continuación, le mostramos los entresijos de
tecnología capacitiva y resistiva
.

Y aunque esto ya es cosa del pasado, mucha gente sigue asociando erróneamente los paneles resistivos con un mejor rendimiento en aplicaciones industriales, mientras que los capacitivos sólo con el mercado de consumo de gadgets. La compatibilidad electromagnética siempre ha estado entre las principales razones por las que los paneles táctiles resistivos solían ser mejores, una característica muy importante en los mercados mencionados anteriormente.

Sin embargo, la tecnología de los paneles táctiles ha evolucionado tanto en los últimos años, que los paneles táctiles resistivos casi nunca son una mejor opción y la única ventaja que se podría argumentar que tienen es su precio: son más baratos. Pero eso es todo. Los paneles capacitivos proyectados de hoy en día son muy superiores; son tan avanzados que no sólo pueden funcionar con agua, guantes gruesos, multitáctiles o interferencias electromagnéticas graves, sino que además aportan todas las ventajas de ser muy duraderos, pequeños, ligeros y, simplemente , comercialmente bonitos.

También pueden personalizarse según prácticamente cualquier especificación. Inténtelo.

Aquí tiene más información técnica sobre por qué nuestros
paneles táctiles capacitivos proyectados
funcionarán con prácticamente cualquier proyecto que pueda tener.